El 97% de las mujeres y mujeres trans fueron acosadas
física o verbalmente al menos una vez en espacios públicos
o privados, y el 79% fue directamente tocada o apoyada sin
consentimiento, en tanto el 67% fue agredida físicamente
y el 17% fue violada por su pareja, reveló un informe del
colectivo Ni Una Menos en base a una encuesta realizada
a casi 60.000 mujeres de todo el país.

 "Todas las mujeres tuvieron miedo alguna vez sólo por caminar
en la calle, esa frase habla de uno de los primeros eslabones
de una cadena invisible de machismos cotidianos. El femicidio
es la expresión más visible de estas formas de violencia más
sutiles con las que niñas y mujeres conviven cotidianamente",
indican las conclusiones de la encuesta cuya finalidad fue
precisamente elaborar una herramienta para desnaturalizar
estas prácticas.

De los quince indicadores de violencia planteados en la encuesta,
en 9 la incidencia de esas situaciones supera el 75%, y en ninguno
el porcentaje de casos es inferior al 47%. Los indicadores fueron
agrupados en cinco ejes: experiencias de acoso, estigmatización y
discriminación, violencia en el contexto de la pareja, violencia
obstétrica y respuesta del entorno y del Estado elaborados cada
uno a partir de preguntas de situaciones concretas.

De estos, lo referido al acoso fue el indicador más prevalente:
el 97% de las entrevistadas fue acosada física o verbalmente
alguna vez, el 75% fue directamente tocada o apoyada por un hombre
y, de ellas, el 71% padeció la situación más de una vez.

La estigmatización también es excesivamente frecuente: el 92%
sufrió alguna de estas situaciones siendo los más frecuentes
el miedo a ser atacada físicamente (79%), a ser acosada (73%)
y a ser violada (69%).

El 84% de las mujeres y mujeres trans fueron sufrieron alguna
situación de discriminación tanto en ámbitos públicos como en
privado; el 32% fue excluida de decisiones que afectan al
conjunto de la familia, y a una de cada cinco le fue negada
una oportunidad laboral por ser mujer. En referencia a la
violencia en el contexto de la pareja, se presentaron once
subtipos de indicadores; el más frecuente tiene que ver con
aislamiento, presente en el 95% de las encuestadas, siendo
los celos y el cuestionamiento a quienes la rodean las dos
situaciones más frecuentes con una incidencia del 62%.

En segundo lugar se halla la desvalorización, presente en el
93% de las respuestas, indicador en el que los insultos
durante una discusión (75%), la descalificación (que te trate
de torpe, inútil o mala haciendo una actividad, el 71%) o
la burla por las actividades o gusto (70%),
son las situaciones más frecuentes .

El 84% tuvo alguna episodio de 'control' por parte de sus
parejas como, por ejemplo, ser indagadas sobre "qué hacía,
dónde iba o con quién hablaba" (66%). Las intimidaciones y
amenazadas estuvieron presentes en el 76% de las encuestas,
y en el 59% de los casos, la pareja de la encuestada la
responsabilizó a ella por alguna actitud violenta de él.

El 86% de las mujeres o mujeres trans vivió una situación que
la encuesta englobó bajo el nombre de violencia ambiental,
y contempla hechos como patear una pared, mueble o puerta
(71%), o generar situaciones de conflicto en momentos
importantes para la entrevistada (52%).

Las situaciones de violencia sexual en la pareja también son
frecuentes: en el 68% de los casos las entrevistadas fueron
víctimas de imposición sexual (al 46% le dijeron que no era
normal por negarse a tener sexo y el 42% fue insultada por
lo mismo); en tanto un 17% fue violada por su pareja.

Las formas de maltrato físico, presentes en el 67% de las
entrevistadas, se traducen en hechos concretos como empujones
(58%), cachetadas (40%) o directamente golpes de puño (30%).

El 56% fue víctima de violencia emocional, como que ataquen o
insulten a seres queridos (41%) o que rompan objetos
importantes para ella (33%); en tanto el 47% sufrió violencia
económica y el 48% contra la libertad reproductiva, siendo
los golpes durante el embarazo la respuesta más incidente (28%).

Sobre la base de las mujeres con hijos entrevistadas (67%),
el 65% vivió una situación de violencia contra sus hijos y,
finalmente, el 77% de total de las entrevistadas
sufrió violencia obstétrica.

El 95% de las entrevistadas sintió alguna vez que estaba ante
una situación que requería realizar una denuncia por violencia
machista; de ellas, sólo el 21% pudo formalizar su denuncia en
la comisaria, el 7% intentó pero no se la tomaron y el resto
evaluó que no iba a ser tenida en cuenta; en tanto una de cada
tres encuestadas no comentó a nadie la situación.

Finalmente, "en los indicadores de violencia más frecuentes la
situación se ha producido en más de cinco ocasiones, lo que
demuestra que no se trata de casos aislados y ocasionales",
concluyó el informe.

La encuesta, que constaba de 186 preguntas, se realizó en forma
online entre el 3 de junio y el 3 de septiembre, en el marco de
la campaña Argentina Cuenta la Violencia Machista.

La idea de realizar este relevamiento fue impulsada por Martín
Romeo e Ingrid Beck, junto a Marina Abiuso, Ana Correa,
Florencia Etcheves, Mercedes Funes, Marcela Ojeda, Hinde Pomeraniec,
Valeria Sampedro y Soledad Vallejos, quienes son parte NiUnaMenos,
el movimiento nacido en junio de 2015 como respuesta a los
femicidios que se habían visibilizado por esos días, pero en repudio
a todas las violencias machistas.

Fuente: Ambito  

IAPOS

  

Aquí de manera directa  a: